Agencia de comunicación,
marketing y producción

Agencia de comunicación,
marketing y producción

El Marketing Digital usa las herramientas disponibles en la Web para comercializar, posicionar o instaurar marcas y servicios, por lo que un sinnúmero de empresas, a nivel global, ha incursionado en las estrategias online con excelentes resultados.
  • Ventajas

Alcance: dada la inmensa cantidad de internautas, Internet es el canal ideal para llegar a muchas personas. Una táctica precisa, genera un impacto sobresaliente en el conocimiento de la marca.
Costos: en comparación al Marketing Tradicional, las estrategias de Marketing Digital, representan inversiones muy bajas, haciéndose accesibles para pequeñas y medianas empresas.
Visibilidad: como dijimos antes, hay millones de usuarios de Internet en México que investigan en la Web sobre sus intereses. La presencia Online de nuestra marca, los pone a un click de distancia.
Personalización: conocer y definir a nuestro público objetivo, a través de su comportamiento online, nos permite estar un paso adelante. El Marketing Digital hace posible conocer al cliente y diseñar una estrategia que lo atraiga y lo cautive.
Medición: con el acceso en tiempo real a los datos, podemos moldear la estrategia.
Captación y fidelización: la personalización y la medición, facilitan esta ventaja, imprescindible en toda estrategia de negocios que buscan aumentar su rentabilidad.
Ventas: a partir de los elementos anteriores, llegamos a lo se llama «conversión», el momento en el que el usuario realiza la acción que estamos buscando (compra, contratación, suscripción). Las tácticas positivas y conmovedoras aumentan el número de conversiones.

  • Estratégia
Nuestra estrategia de Marketing Digital es la columna vertebral de tu empresa en el mundo virtual. En ella detallamos nuestros objetivos, para luego usarlos de brújula. Los principales pasos a seguir son:
  • 1. Estudio previo
Si pusimos en acción una estrategia anteriormente, evaluaremos sus resultados positivos y negativos, así como la información recolectada. Esos datos serán punto de partida de la estrategia. En cambio, si la estrategia es nueva, es productivo enumerar los elementos y pormenores del objetivo que perseguimos, ya sea incrementar ventas, mejorar la reputación de la marca, etc. La minuciosidad del estudio previo, le dará contexto a toda la estrategia. Desarrollarlo detenidamente, observando el mercado, allanará los pasos siguientes. ¡No olvidemos preguntarnos sobre la duración de la estrategia y sobre el presupuesto!
  • 2. Definición del target o buyer persona
El buyer persona representa al cliente ideal. Cuanto más sepamos sobre él, más posibilidades tenemos de destinar la estrategia hacia el sector indicado. Para detallar el perfil del buyer persona podemos basarnos en encuestas y bases de datos. La segmentación de esta información depende de las necesidades de la empresa, pero a grandes rasgos se consideran: datos cuantitativos (ubicación, sexo, edad, ingresos) y datos cualitativos (puesto laboral, objetivos, problemas, intereses y prioridades).
  • 3. Observación de la competencia

Saber cuál es la cara online de la competencia nos ayuda a reforzar nuestro plan a la hora de ganar visibilidad. Algunos elementos a tener en consideración son: su posicionamiento Web; la cantidad de seguidores en las redes sociales; el promedio de engagement (compromiso del usuario con la marca) en redes sociales; el promedio de engagement en su sitio Web, y en su blog, las cualidades y cantidades de los contenidos compartidos. Este examen nos entrega la información adecuada para hacer un diagnóstico de ventajas y desventajas, que usamos de referencia en nuestra estrategia de Marketing Digital.

  • 4. Promoción de contenidos

Debemos preguntarnos qué canales le convienen a nuestra estrategia. Blog, Facebook, Instagram, Twitter y Linkedin son los más populares. Luego, elegimos la frecuencia de publicación y, finalmente, articulamos los contenidos. En cuanto a las promociones pagas, evaluamos el presupuesto y lo distribuimos según la efectividad que ofreció cada canal.

  • 5. Medición

Las métricas para emplear en la estrategia son incontables y varían según el proyecto. Veamos las más manejadas, recalcando que el tiempo entre mediciones debe ser constante, para luego compararlo semanalmente, mensualmente y bimestralmente. Las métricas para un Blog o Sitio Web son:

  • Porcentaje de visitas.
  • Páginas vistas.
  • Tasa de abandono.
  • Porcentaje de rebote.
  • Tiempo de visita.
  • Páginas más vistas de nuestra web.
  • Segmentación de usuarios.
  • Acciones realizadas (suscripciones o ventas).

Para Redes Sociales:

  • Engagement de las publicaciones (interacciones en relación al alcance).
  • Eficacia de la publicación orgánica.
  • Eficacia de la publicación pagada.
  • Número de seguidores.
  • Eficacia de la publicación según horario.
  • Clics en la llamada a la acción.
  • Herramientas
Hablando de herramientas de Marketing Digital, puedes pensar desde prácticas propias de la disciplina hasta softwares para el Community Manager. En este caso, nos encargaremos de la primera acepción, revelando un poco sobre ellas:
  • E-mail Marketing

Permite entrar en contacto de forma directa con clientes actuales y potenciales, entregándonos la oportunidad de recolectar información y hacer publicidad, prácticamente sin costo y de manera masiva.

Esta herramienta nos exige un cuidado específico para que nuestro correo no vaya a parar a la carpeta de spam. Por fortuna, hay ciertas tácticas para generar un vínculo con el receptor, el valor del contenido es la más importante.

  • Posicionamiento Web y Marketing de contenidos

El plan de Marketing en Redes Sociales necesita un análisis tan extenso como la estrategia misma. Resumiendo, la regla principal es ‘el usuario es el centro’. El buyer persona de la estrategia nos ayudará a generar los contenidos específicos para este público y vender más a través de nuestras redes sociales.

El Social Media Marketing permite ganar visibilidad, redireccionar usuarios hacia nuestro sitio web y obtener datos.

Algunos consejos sobre publicidad en Redes Sociales son:

  • Usar las publicaciones gratuitas para definir las pagas.
  • Usar las herramientas analíticas de las redes.
  • Modificar los anuncios periódicamente.
  • Segmentar un pequeño grupo para probar las publicaciones.
  • Crear anuncios aptos para dispositivos móviles.
  • Recordar las métricas de análisis.

Cada día son más las empresas que se integran al mundo digital por los distintos beneficios que este entrega para potenciar la imagen de marca, y con ello aumentar las ventas. Este es el momento para actuar y aplicar estrategias de marketing digital que nos permitan llegar a los millones de personas que están sumergidos en Internet, diferenciándonos de la competencia.